Fri09052014

Actualizado04:42:17 PM

Los jóvenes de CCN rechazan el aumento de las tasas académicas

Los jóvenes del Centro Canario Nacionalista (CCN) rechazan la “brutal” subida de las tasas universitarias, hasta un 60%, que podrán aplicar las comunidades autónomas el curso que viene, después del acuerdo con el Ministerio de Educación en la Conferencia General de Política Universitaria.

Los jóvenes centristas exigen la congelación de las tasas argumentando que ni los sueldos de sus mecenas, o sea sus padres, ni las actuales condiciones socioeconómicas justifican este irracional aumento. El CCN considera que se coarta el derecho a la formación académica de las personas que, tarde o temprano, estarán abocadas a tomar las decisiones que marquen el pulso de nuestra sociedad, y que con esta disparatada medida el Estado condena a muchos estudiantes a abandonar su formación.

Anatael Herrera, miembro del CCN y defensor de los derechos de los jóvenes, señala la preocupación que siente su generación al recibir noticias como ésta que alarma a los jóvenes herederos del incierto legado que les deja el estado de crisis en el que les ha tocado vivir. Herrera recuerda que los profesionales que salgan de nuestras universidades y de los centros de formación profesionales, deben y tienen que estar mejor preparados que sus predecesores, ya que tienen que encarar un panorama difícil de afrontar, por lo que la administración pública debe realizar un esfuerzo enfocado a potenciar políticas de formación que, en tiempos de crisis, incentive la generación de profesionales capaces de garantizar todos los mecanismos necesarios para que los que hoy son alumnos estén capacitados para regir el destino de nuestra comunidad.

Herrera afirma que Canarias es la región que arroja las peores cifras referentes al desempleo y cualquier ratio relacionado a prestaciones sociales dedicadas a la juventud, en España, y que la corriente juvenil del CCN propone planteamientos enfocados a lograr una educación justa, equitativa y al alcance real de la ciudadanía, capaz de evitar el fracaso académico, el paro juvenil y los problemas derivados de ello: delincuencia, drogadicción, etc., en definitiva, hacer tambalear el estado del bienestar.

Los jóvenes centristas defienden, sin condiciones ni cortapisas, la idea de participar de una sociedad debidamente formada capaz de generar, e incentivar, las propuestas emprendedoras necesarias para que en los difíciles momentos que atraviesa la sociedad, sepan y puedan asumir su papel: intentar mejorar y remediar el triste escenario en el que les ha tocado vivir,  y dedicar todos los esfuerzos para sacar adelante a Canarias.