Sat09062014

Actualizado04:42:17 PM

El CCN cree que la nueva Ley de Costas da una segunda oportunidad a las casas afectadas

Ignacio GonzálezIgnacio González cree que el pacto CCN-PP fue fundamental para el cambio legislativo

El presidente federal del CCN y diputado autonómico fue el primero que pidió la modificación de la Ley de Costas de 1988, en 2008, cuando presentó ante el Pleno de Santa Cruz de Tenerife una moción, que fue aprobada por unanimidad, para que se modificara la Ley de Costas, porque los municipios canarios y la comunidad autónoma habían incumplido el plazo previsto en la citada ley para facilitar al Ministerio de Medio Ambiente la lista de los núcleos costeros urbanos anteriores a su entrada en vigor, lo que los dejaba en una situación de indefensión frente a las órdenes de derribo de Costas. Problema que sencillamente no se habría producido si las administraciones canarias hubieran proporcionado en su momento dicha lista. Entonces, el anterior alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, llegó incluso a calificar el olvido de un error subsanable, pero la realidad era que sin la modificación legislativa que ahora se acaba de aprobar no se podía subsanar el tremendo despiste de los ayuntamientos y el Gobierno de Canarias de no proporcionar la relación de núcleos urbanos costeros anteriores a la Ley de Costas. El problema era que la Ley de Costas ampliaba la zona de servidumbre marítimo terrestre de los anteriores 20 metros hasta los 100, engullendo las viviendas legales preexistentes, a las que se excepcionaba siempre que los ayuntamientos y la Comunidad Autónoma certificaran que disponían de servicios municipales, agua, luz, accesos, etc., antes de 1988. Cosa que no hicieron. La nueva ley de Costas establece ahora una nueva prórroga para que el Gobierno Autónomo y los ayuntamientos proporcionen de una vez esa lista. El presidente del CCN se declara feliz de que el pacto suscrito con el PP en las últimas elecciones generales facilitara la negociación con ese partido y el Gobierno de España para conseguir este importante logro que permitirá a miles de familias canarias salvar sus casas, afectadas por la Ley de Costas pero construidas con anterioridad a 1988, algunas centenarias, en la zona de ampliación de la servidumbre de 100 metros. Ignacio González felicita especialmente al letrado José Luis Langa, que ocupa el puesto de Defensor del Ciudadano en el CCN, por su ingente y brillante labor en pro del objetivo de salvar los núcleos costeros canarios de las palas. Y aunque, al CCN le hubiera gustado que se incluyera Canarias como excepción a la ley de costas, directamente, como Formentera y otros núcleos costeros,  entiende que el nuevo texto da una segunda oportunidad a las corporaciones canarias para que hagan de una vez su trabajo bien, den la lista y salven las casas.