Fri09052014

Actualizado04:42:17 PM

Los hoteleros piden también una playa urbana en Santa Cruz

Playa de Santa Cruz"¿A qué más va a esperar el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, para cumplir con el acuerdo plenario de 27 de septiembre de 2007 que aprobó la moción del CCN -con el apoyo de su propio partido CC y del PP- de hacer una playa en la dársena de Ribera, en el centro de la ciudad?”. Se lo pregunta el líder del CCN y autor de la propuesta, Ignacio González Santiago, tras la reciente petición en este sentido del presidente de los hoteleros de España, Juan Molas, al alcalde chicharrero. Molas apuesta por una playa urbana en el centro, lo cual supone un claro y rotundo espaldarazo a la iniciativa del CCN. “Los hoteles de la capital tienen una magnifica relación calidad-precio y las infraestructuras están, lo único que le faltaría es abrirse algo más al mar, como ya han hecho Barcelona, Valencia o Málaga. Si pudiéramos darle a la ciudad una playa en plena capital, pondríamos el broche de oro que le falta porque también atraería al turismo de sol y playa. Espero que el alcalde lo logre para el siguiente congreso”, Molas dixit. 

"Le he pedido al alcalde una reunión urgente de la comisión de seguimiento del pacto CC-CCN para analizar por qué no se ha cumplido esa moción", adelantó González. El CCN cree inaplazable el proyecto de una playa urbana en el centro de Santa Cruz, compatible con la permanencia en la capital del gran puerto de Tenerife, potenciando el Dique del Este, donde actualmente se realizan la mayoría de las operaciones portuarias. Esta fue una de las principales propuestas del CCN en las últimas elecciones de 2011, cuando pactó preelectoralmente con CC. Sin embargo, y a pesar de que la coalición consiguió revalidar el gobierno municipal, mediante un pacto con el PSOE, el alcalde Bermúdez, de CC, aún no ha cumplido el acuerdo del pleno. Dicho incumplimiento obligó al CCN chicharrero a anunciar, ya hace tres años, que se presentaría en solitario a las próximas elecciones locales en mayo de 2015. Además, el autor de la idea de la playa urbana, el también diputado Ignacio González, encabezaría la plancha para hacerla realidad.

Desde su condición de economista, Ignacio González defiende que "tenemos que reinventar Santa Cruz porque el modelo económico de los últimos cincuenta años, basado en el comercio, la construcción, la refinería y el puerto, está en crisis. El comercio lleva años languideciendo por la apertura de las grandes superficies; la refinería cerrará pronto definitivamente, lo que arrastrará al puerto porque es su principal cliente. Y la construcción está completamente parada, no sólo por la crisis económica mundial sino por la incapacidad del municipio para desatascar un PGO que lleva ya diez años de tramitación."

La idea de  González pasa por recuperar el obsoleto frente portuario del antiguo muelle comercial, ya en desuso, porque las operaciones se han trasladado al Dique del Este. En su lugar, apuesta por construir una gran playa urbana frente al futuro Boulevard de la Avenida de Anaga, justo donde antes estuvo la de San Antonio. Esa playa, según González, sería compatible con los cruceros y el tráfico regular de pasajeros, además de suponer un aliciente para cada uno de esos dos perfiles de visitantes.

El turismo es el principal sector económico de Canarias, pero, incomprensiblemente, Santa Cruz siempre ha vivido de espaldas al mismo. Ha llegado el momento de superar los viejos prejuicios culturales contra el turismo y entrar de lleno en el mercado, el más importante, con más de cinco millones de visitantes, del que vive el resto de Tenerife. El objetivo final es crear puestos de trabajo para los casi 30.000 chicharreros y chicharreras porque si no se hace algo nunca encontrarán trabajo. Ignacio González afirmó: "Si tan sólo captáramos un millón de turistas, un 20 %, de los cinco que vienen a la isla cada año, no habría paro en Santa Cruz". Aludía así a una ratio aceptada en el sector turístico que establece que un millón de turistas, con una estancia media de siete noches, generarían alrededor de 20.000 puestos de trabajo.